¡Lamentable! Árbitro hondureño abandonó el país por amenazas de muerte

El árbitro Marlon Díaz relató que todo comenzó desde el juego de ascenso entre Victoria y Olancho...


| SUCESOS |

Comparta esta Noticia


¡Lamentable! Árbitro hondureño abandonó el país por amenazas de muerte
-> Ana Maldonado <-
12 de Enero del 2022

El árbitro sampedrano Marlon Díaz, abandonó el país tras recibir amenazas de muerte, por no beneficiar a un equipo de fútbol en una final de liga de ascenso, según confesó en una entrevista, “esto viene desde el juego de ascenso entre Victoria y Olancho FC realizado en mayo pasado en La Ceiba, donde previo al partido recibí una llamada donde me pedían que favoreciera al equipo visitante. Posteriormente al llegar a La Ceiba volví a recibir llamadas, esta vez de otros números, pero no las contesté”, relató.

El partido favoreció al local 4-1, lo que provocó el ingreso de los aficionadas a la cancha y allí mismo también directivos del equipo olanchano, “me agredieron y dijeron palabras hirientes como «te cagaste, hdp, tras golpearme la cara, dándome a entender que por mi culpa no habían podido ganar y ascender a la Liga Nacional”, denunció.

También: Sin Messi, el PSG consigue un agónico empate en la liga francesa

Este hecho se lo informó a los dirigentes de la Comisión de arbitraje y FENAFUTH, pero no actuaron según relata el árbitro hondureño. “Yo denuncié él hecho ya que tuve que llamar al comisario de seguridad para poder salir del partido, el mayor Saúl Bueso, quien nos facilitó policías para protegernos y poder abandonar la instalación, evitando cualquier percance posterior”, agregó.

Asimismo, el hondureño relata que previo a las finales del torneo Apertura del ascenso también fue amenazado, “llegaron dos personas a mi negocio preguntando por mí, yo no quise confirmar quién era por miedo, pero ellos me dijeron claramente que cuidadito aceptaba ir a dirigir el juego de la final en Olancho, porque no iba a salir vivo”, dijo entre lágrimas.

“Tuve que poner la denuncia e irme del país, yo no acepto sobornos de nadie, mi vida en el arbitraje desde el 2008 que debuté ha sido limpia y no la voy a manchar, pero también cuido mi integridad física y la de mi familia”, dijo previo a marcharse en forma definitiva del país.