HECHOS / 07 de Diciembre del 2023

Enfermera pierde la mano tras explotarle un mortero de su propio negocio

Karla Aguilar de 48 años de edad sufrió graves quemaduras después de que le estallara un mortero en su mano, según información divulgada ante los medios de comunicación, un niño intentó levantar el mortero que había caído y para evitar que resultara herido la enfermera lo recogió sin imaginar que le estallaría.

Asimismo, se dio a conocer que dicho mortero estaba manipulado en su negocio de pólvora en el municipio de San Lorenzo, Valle al sur de Honduras. Después del accidente, la fémina fue trasladada al Hospital General del Sur en la ciudad de Choluteca, mismo lugar donde labora la víctima y donde sus propios colegas le dieron mala noticia de que no lograron salvar su mano.

Cabe destacar, que personas cercanas a Aguilar manifestaron ante los medios que la enfermera durante la temporada navideña y fin de año, aprovechaba su tiempo libre para comercializar pirotecnia, sin imaginar que eso le costaría la pérdida de una de sus extremidades.

En lo que va del mes de diciembre se suman tres las personas quemadas por pólvora en todo el Territorio Nacional, las otras dos se tratan de un niño de 17 y 7 años de edad. Quienes están siendo atendidos en el Centro Hondureño para el Niño Quemado en la capital de Honduras.

EL DIARIO QUE HONDURAS NECESITA

Links

© EL ESPECTADOR HN. Todos lo derechos reservados 2023-2024.